Beirut – 3:22 pm-. Al menos 652 niños murieron en Siria en 2016 debido al conflicto bélico, lo que lo vuelve el peor año para la nueva generación del país, informó el lunes la agencia de Naciones Unidas que ayuda a la niñez.

No hubo una aminoración de ataques a escuelas, hospitales, parques infantiles, parques y viviendas el año pasado, mientras el gobierno sirio, sus adversarios y los aliados de ambas partes muestran un insensible desdén por las leyes de guerra.

La UNICEF subrayó que al menos 255 fueron asesinados en una escuela o cerca de ella en 2016 y que 1,7 millones de menores no acuden a la escuela. Una de cada tres escuelas en Siria está inutilizable, algunas debido a que grupos armados las tienen ocupadas. Adicionalmente 2,3 millones de niños sirios son refugiados en otras partes del Medio Oriente.

Las cifras aparecen en un reporte de UNICEF publicado dos días antes del sexto aniversario de la insurrección popular que se convirtió en guerra civil.

AP