GRGL-Logotipos

Táchira – 11:06 am-. En opinión del diputado emérito nacional Walter Márquez, una de las maneras para superar la grave crisis moral, política, económica y social que padece Venezuela, deben estar apoyadas en profundas manifestaciones de fe y no solo en las protestas convocadas por la oposición en vista de que la crisis es de carácter espiritual. 

“Es decir, este planteamiento a la Nación lo estamos haciendo en uso de nuestros derechos constitucionales sobre la defensa espiritual de Venezuela, porque actualmente hay una lucha de la luz contra las tinieblas, de las fuerzas del bien contra las fuerzas del mal, de la democracia contra la tiranía, ya que estamos en medio no solo de una guerra económica y política, sino de una guerra invisible en el cielo y en la tierra, en la cual, de acuerdo a estudios elaborados por periodistas y historiadores, entre ellos David Placer y Agustín Blanco Muñoz, quienes escribieron tanto sobre Los Brujos de Chávez y la utilización de fuerzas afrocubanas, quienes indican que hay una gran carga de trabajos de brujería que están ocupando el territorio venezolano y que el régimen tanto de Chávez como de Maduro han utilizado esas prácticas como política de estado, ante lo cual además de ayunar y orar, se debe realizar un gran exorcismo nacional“, dijo.

Explicó, el también historiador, que por estas razones debemos asumir la defensa espiritual de Venezuela, así como cuando se está afectando la seguridad de la Nación se convoca a la reserva y a las Fuerzas Armadas, actualmente tenemos que convocar a la fe del pueblo venezolano para que asuma una defensa total a partir de los valores de conciencia de cada persona invocando un ejército de ángeles y arcángeles que defiendan la República.

Márquez añadió que estas manifestaciones de fe están enmarcadas dentro de las garantías del artículo 57 de la Constitución de la República que establece la libertad de pensamiento, así como en el artículo 59 que garantiza la libertad de religión y culto y el derecho a manifestar su creencia en público o privado, y también el artículo 61 constitucional referente a que toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia.

Venezuela es un país mayoritariamente católico y cristiano, por lo que invitamos a todos, que desde su fe, desde sus prácticas religiosas, dentro del principio del amor universal al prójimo, ayunemos y oremos por el país, por los gobernantes y dirigentes, para que la divinidad a través de ellos abra los caminos que nos permitan superar esta crisis y alcanzar el bienestar y la calidad de vida para todos los venezolanos”, insistió.

En este sentido se estaría planteando junto con Monseñor Luis Márquez, obispo emérito de Mérida residenciado en el Táchira, y varios pastores cristianos y líderes de la corriente judaica una jornada nacional de ayuno y oración, el ayuno puede ser total o parcial, con oraciones de liberación, protección, o incluso exorcismos, por parte de sacerdotes católicos especializados en esta materia y oraciones de defensa e intersección por parte de pastores cristianos.

 

Comments

comments

banco de libros terminado_zpsythyk1dz banco de objetos extraviados terminado_zpswzxf7lty