GRGL-Logotipos

Táchira – 7:14 am-. Integrantes de varias organizaciones religiosas y espirituales se unieron en una oración por Venezuela, ceremonia realizada en las cercanías del Parque Nacional Chorro del Indio en la parte alta de San Cristóbal, presidida por Monseñor Luis Alfonso Márquez, obispo emérito de Mérida y organizada por Walter Márquez y su esposa Ana Hernández, en la que pidieron por la liberación y restauración de Venezuela y la pronta solución a la grave crisis política, social, económica y espiritual que afecta a todo el país.

En perfecta armonía con el murmullo del viento, el trinar de las aves y teniendo una espectacular vista de San Cristóbal, las diversas corrientes de fe en representación de católicos, cristianos, protestantes, judaicos, hinduistas, adventistas, tibetanos, mesiánicos y gnósticos, se unieron en una sola voz y sentimiento por una Venezuela, que permita abrazarnos como hermanos y sumar voluntades para la reconstrucción del país que anhelamos.

En esta ceremonia, en la que cada quien expresó su fe, su religiosidad e invocó oraciones y prácticas espirituales, concurrieron organizaciones como Ananda Marga, representada por Belkis Urbina; TadeHu, a través de Hilda Castro; la iglesia gnóstica con el sacerdote Olivo Cárdenas, estudiantes del judaísmo como Alexis Castaño, y también diferentes organizaciones cristianas en la que estuvieron José Peralta y Rosalba Carmona, y la iglesia católica a través de Monseñor Luis Márquez, obispo emérito de Mérida, residenciado en San Cristóbal.

Esta ceremonia concluyó con la intervención de Monseñor Márquez y al final, todos, rezaron el Padre Nuestro, cantaron el himno “Tú Reinarás”, en homenaje a Jesús El Cristo, y se cerró con el himno nacional.

Durante la especial reunión en la que distintas corrientes religiosas y espirituales convergen en un mismo objetivo también dieron las gracias a Dios por todas las cosas positivas que tiene Venezuela, y se le pidió perdón por las ofensas cometidas en su contra, por malgastar las riquezas y por los abusos en el país.

Belkys Urbina, representante de Ananda Marga en el Táchira de origen hinduista y Ricardo Salvador de la corriente judaica, se refirieron al cerco espiritual que levantó la bandera de la fe, para dar paso a la integración con la gracia de la divinidad, presente en este mágico espacio, que dejaba ver a distancia el desplazamiento de aquellos que por diferentes rutas, portando el pabellón nacional , también encendían la antorcha de luz, en la esperanza por la Libertad y la Justicia, en el marco de los 207 años de la Independencia de Venezuela.

Todos los asistentes tienen la firme convicción de que “Dios siempre nos oye”, por lo que incluso pidieron por los gobernantes y los líderes políticos, para que la divinidad los guíe e ilumine con el don divino de la sabiduría, “porque si el gobernante no tiene sabiduría y prudencia, sencillamente no puede gobernar, puede mandar quizás, pues el gobernar implica diálogo, conversación, respeto del otro; mandar es fácil, gobernar no, porque se debe respetar a todo el mundo, sobre todo su dignidad humana”, afirmó Monseñor Márquez.

Para todos los asistentes el hecho de haberse congregado en un mismo sitio y con un mismo objetivo representantes de distintas religiones es una señal de que todos somos hijos de Dios y por lo tanto debemos respetarnos unos a otros, lo cual constituye un ejemplo de la unidad que necesita Venezuela.

Cabe destacar que durante el encuentro el representante de la iglesia católica leyó el comunicado emitido la noche del martes por el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana en la que solicitaba respeto para con todas las personas que iban a marchar el 19 de abril en el país.

En este sentido señaló Monseñor Márquez que esas marchas “son un derecho Constitucional como un derecho humano fundamental, de podernos expresar libremente, por lo tanto la Guardia Nacional y los policías nacionales y las autoridades lo único que deben hacer es canalizar esas protestas para que no vaya a haber violencia, pero no se deben reprimir.

Ayuno y Oración

Por su parte detalló Walter Márquez que esta iniciativa nace de la Asociación Venezolana Espiritual (AVE) que está buscando unir todos los credos religiosos y corrientes espirituales en ayuno y oración alrededor de Venezuela para su restauración económica y social.

Indicó el parlamentario nacional emérito que la próxima semana, junto con Monseñor Márquez, sostendrá una reunión con Monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, a fin de plantearle esta iniciativa de una agenda nacional de fe, ayuno y oración, al igual que se va a hacer con otras congregaciones y diferentes corrientes espirituales.

Al finalizar la actividad los presentes aprovecharon de hacer un llamado a todos los venezolanos dentro y fuera del país a seguir orando por Venezuela “porque Dios siempre nos escucha y permitirá que la patria resurja gloriosa de la situación de oscurantismo en la se ha visto sumida en los últimos años porque como afirmó Jesucristo, “Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”. (Lucas 18:27)

Comments

comments

banco de libros terminado_zpsythyk1dz banco de objetos extraviados terminado_zpswzxf7lty