Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. Foto: Prensa AN.
Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. Foto: Prensa AN.

Táchira – 4:10 pm-. Para el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges (Unidad-Miranda), es el Gobierno, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, y el Consejo Nacional Electoral (CNE), los que están generando la violencia en el país al negarse a cumplir la Constitución y las leyes.

La violencia la genera el TSJ, la violencia la genera el Gobierno, la violencia la genera el CNE, la violencia la genera el Defensor del Pueblo cuando niegan los derechos constitucionales. Son ellos los que han llevado al pueblo a este punto en el cual la gente tiene que salir a la calle a defender su derecho, a este punto en el cual la gente tiene que hacer valer su dignidad”, expresó Borges desde la Plaza Altamira, donde intentó junto al pueblo marchar hasta la sede de la Defensoría del Pueblo para entregar el Acuerdo aprobado ayer por la plenaria del Parlamento donde le dan un plazo de 3 días hábiles a Saab para la tramitación de la solicitud de “falta grave” a los magistrados de la Sala Constitucional.

Al respecto, aclaró que el plazo que le dio la Asamblea Nacional al Defensor para responder “es legal” y expresó que Saab se hay convertido “en el ofensor del pueblo que no respeta a Venezuela ni lo que significa la vigencia de la Constitución”.

Tarek William Sabb ha dicho que es un defensor de los derechos humanos y resulta que se ha convertido en una persona que lo que hace es proteger al poder, proteger la violación de los derechos humanos”, enfatizó.

El presidente del Poder Legislativo también se refirió a las declaraciones que hizo este martes la fiscal Luisa Ortega Díaz, quien expresó su preocupación por las crecientes tensiones políticas y dijo que “es un error ver como aliada de la oposición” a la máxima autoridad del Ministerio Público “porque lo que exigimos es que todas las instituciones del país sean equilibradas y constitucionales”.

Que un funcionario, como un llamado a su conciencia, haga valer los valores que están en la Constitución de manera equilibrada, tendrá el reconocimiento del mundo entero. Nosotros no queremos una institución a favor de la oposición ni del Gobierno, sino a favor de Venezuela y haciendo cumplir de manera contundente la Constitución Nacional”, precisó el parlamentario.

Julio Borges llamó a Tarek William Saab y al presidente Maduro a reflexionar y entender que el pueblo venezolano tomó una determinación y que solamente haciendo valer la Constitución, haciendo valer el voto, haciendo valer la Asamblea Nacional y reconociendo los derechos humanos en Venezuela, es que vamos a lograr que el país pueda tener un cambio. Mientras ustedes nieguen la Constitución, están generando la violencia en Venezuela”.

Tenemos un Gobierno débil, una Fuerza Armada que está en la obligación de defender la Constitución y un país que despertó, que está luchando por sus derechos y que va a continuar en esta lucha con un solo destino, el voto del pueblo”.

Con respecto a las declaraciones de la Canciller Delcy Rodríguez sobre la posibilidad de que Venezuela abandonara la Organización de los Estados Americanos, Borges explicó que “salirse de la OEA es una enorme debilidad (…) Cuando un Gobierno toma esa decisión está atado a más de dos años a la Organización”.

“Lo que está demostrando Delcy Rodríguez es que le tienen pavor, le tienen miedo al pueblo venezolano que lo único que pide es democracia y Constitución. La Canciller lo que está admitiendo, es que ellos, el Gobierno, dio un golpe de Estado contra la Constitución y por eso le tiene miedo a la OEA, al Mercosur y a los venezolanos”.

El presidente del Parlamento también anunció que el primero de mayo la oposición saldrá a la calle para manifestar en contra del Gobierno de Nicolás Maduro. “El primero de mayo volveremos a las calles. Seguiremos manifestando y eso lo sabe Nicolás Maduro”.

Pasada las dos de la tarde, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional (GNB) reprimió la marcha con bombas lacrimógenas y perdigones a la altura de la autopista Francisco Fajardo y el presidente de la Asamblea Nacional, varios diputados y el pueblo que marchó junto a la dirigencia fueron afectado por los gases tóxicos.

Prensa Asamblea Nacional