GRGL-Logotipos

Táchira – 3:00 pm-. “Como insuficientes y no ajustados a la realidad, son los  supuestos recursos de aproximadamente 96 millones de bolívares asignados por el ejecutivo nacional, para cancelar las deudas salariales a los trabajadores de la alcaldía de San Cristóbal”.

Así lo anunció Iván Luengas, director general de la administración municipal, quien enfatizó que ese monto de 96 millones de bolívares no alcanza si quiera a pagar un mes completo de nómina desde que se dictó el decreto de aumento salarial.

Asimismo, explicó que estos recursos de 96 millones de bolívares asignados por el ejecutivo nacional, a través de recursos adicionales, a su vez deben distribuirse a la contraloría municipal, a la cámara municipal, y los institutos autónomos locales.

En este sentido reiteró el director general que la decisión tomada por el municipio, es hacer una nómina cuantificada y cancelar hasta donde alcance a los trabajadores, tal como se hizo en el año 2016.

Sin embargo, esto queda a la expectativa, ya que de acuerdo a la Ley de Administración Financiera y la Ley de Presupuesto aprobada en diciembre del año 2016, está fuera del alcance de la administración el pago de estos aumentos.

La única forma de poder cumplir hasta diciembre de 2017, -expuso Iván Luengas- sería que haya exceso en la recaudación de impuestos o que el gobierno nacional a través de créditos adicionales, honre las deudas y se las disponga a los municipios a objeto de cancelarlas.

El funcionario criticó que el gobierno nacional someta a los entes públicos del país a resolver sobre la marcha la cancelación de los aumentos salariales y bono de alimentación; por lo que recalcó que un país no se puede gerenciar bajo el fenómeno de la improvisación.

Destacó el economista Luengas que son ocho aumentos consecutivos de salario, cuatro aumentos del bono de alimentación y cuatro de sueldo mínimo, anunciados en el ejercicio fiscal 2016, por ello, -se preguntó- ¿cuál organismo público podrá resistir ese desembolso de recursos que para nada estuvo estudiado, presupuestado?

A la par de ello -prosiguió Luengas- se suma la expectativa que se crea en los trabajadores de ganar un monto de salario determinado, por cuanto se hace imposible costear dineros con los que no cuentan las arcas de los organismos municipales y gobernaciones, a menos que el ejecutivo nacional aporte de manera inmediata, los recursos de las deudas que se generen, y así honrar esas deudas que alegremente y sin previo estudio de gastos, anuncia el presidente Nicolás Maduro.

Señaló además –el funcionario-  que “vivimos en un país de mucha incertidumbre, el proceso de planificación está prácticamente agotado, el gobierno nacional no da las pautas en la elaboración del presupuesto del año siguiente, tal como se hacía en años anteriores; pautas que tenían que ver con el posible nivel de inflación, cuál iba a hacer el porcentaje de aumento, el valor de la divisa, y así proponer un presupuesto justado con la realidad.

Llamado al gobierno regional

Iván Luengas, hizo un llamado al gobernador del Táchira para que gestione los mecanismos correspondientes para solicitar la transferencia de los recursos presupuestarios completos, y poder cubrir las incidencias salariales anunciadas por el presidente de la República, Nicolás Maduro, y así no crear falsas expectativas en el personal laboral y en los sindicatos municipales de trabajadores.

Finalmente, Luengas reveló que para comprender la falla presupuestaria que viven las administraciones municipales, sólo para el pago de cesta tickets para el resto del año se requieren aproximadamente mil millones de bolívares, y si se continúa con esta política de aumento de sueldos y salarios, ni el sector público o privado lo podrá honrar.

Nota de Prensa

Comments

comments

banco de libros terminado_zpsythyk1dz banco de objetos extraviados terminado_zpswzxf7lty