Danny Carrillo, concejal del municipio Junín. Foto: desderubio.com
Danny Carrillo, concejal del municipio Junín. Foto: desderubio.com

Táchira –  10:14 am-. Después de que el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunciara un incremento del 60% en el salario venezolano, el presidente de la Comisión de Presupuesto del Concejo Municipal de Junín, Danny Carrillo, manifestó que el aumento no podrá realizarse de manera inmediata por cuanto el Gobierno nacional no solo tarda en enviar los recursos a gobernaciones y alcaldías, sino que también lo hace de manera excluyente.

Explicó que en el caso de la Alcaldía de Junín, la nómina es de casi 450 trabajadores, quienes están devengando el sueldo antiguo de 40 mil 638 bolívares, porque no han recibido los recursos completos por parte del Ejecutivo nacional para el 50% de aumento realizado en enero. Acotó que gracias a la recaudación de impuestos, han logrado cancelar un 20% del cesta ticket que subió de 60 mil a 108 mil bolívares a partir del primero de marzo.

Por el populismo y el desespero de bajar la marea de protestas que tiene en su contra, se hace un anuncio que sólo generará expectativa y no se verá realizado de manera inmediata, ya que el gobierno tarda en enviar los recursos y lo hace de manera excluyente e injusta, mientras que la inflación sí sigue a paso arrollador afectando mucho más el bolsillo del venezolano para comprar comida, medicina, productos de primera necesidad y estar al día con los servicios”, manifestó.

Carrillo destacó que el presidente Nicolás Maduro no envía con regularidad los recursos a algunos entes de la administración pública, siendo excluyente y discriminatorio con las gobernaciones y alcaldías que están en manos de la Mesa de la Unidad Democrática –MUD-, generando deficiencias presupuestarias, ya que el anuncio realizado genera incidencias en todos los beneficios de Ley, por lo que es difícil cumplir con ese compromiso adquirido.

“Justamente la semana anterior el Gobierno nacional envió un crédito adicional que sólo alcanza a cubrir el 25% de la incidencia que generaron esos aumentos de enero y marzo. Con estos aumentos desesperados en Venezuela implica que tener trabajo es pasar trabajo, pues con el alto costo de la vida se perdió el poder adquisitivo, lo que provoca renuncias al trabajo formal porque ya no da la base económica; asimismo se generan despidos de las empresas por sus cierres técnicos, por lo que se activa mucho más el comercio informal, pero sobre todo el contrabando, la corrupción y el bachaquerismo despiadado, sufriendo enormemente la mayoría de la población”.

Afirmó el concejal Danny Carrillo que esta situación los lleva a continuar en las calles para despertar la conciencia en la población que aún ve con agrado las erradas políticas del gobierno, y así buscar el cambio a través de mecanismos constitucionales, que lleven a salir de la crisis política, económica y social que enfrenta Venezuela.

Nota de Prensa

Comments

comments