Caracas – 5:18 pm-. El Parlamento aprobó este martes un acuerdo en rechazo a la “fradulenta” convocatoria a una supuesta Asamblea Nacional Constituyente no electa democráticamente.

El diputado y secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, afirmó que con la Asamblea Nacional Constituyente el gobierno quiere evadir la consulta popular, y apela por unas ”elecciones corporativas”.

”Este es otro capítulo del golpe de Estado continuado, lo que explica estas vagabunderías del gobierno es que el gobierno no quiere contarse, cómo se explica que el gobierno convoque a una Asamblea Nacional Constituyente, y no hace las elecciones que ya están vencidas, que son las de gobernadores, sabemos que no las hace porque las va a perder”, expresó en la sesión de la Asamblea Nacional de este martes que debate el anuncio hecho ayer por el presidente, Nicolás Maduro.

Ramos Allup adelantó que no quiere conversar con nadie del gobierno sobre este tema. ”A mí que no me llamen”.

Una vez finalizada la discusión los parlamentarios acordaron lo siguiente: 

ACUERDA

PRIMERO: Rechazar la inconstitucional pretensión del Ejecutivo Nacional de convocar a una supuesta Asamblea Constituyente sin consultar al electorado venezolano a través de un proceso de referéndum con voto directo, universal y secreto; declarar que Nicolás Maduro Moros usurpa el poder del pueblo de Venezuela, depositario del poder constituyente originario, al violar flagrantemente los artículos 5 y 347 de la Constitución; y comunicar al pueblo y a la comunidad internacional que esta nueva arremetida de Nicolás Maduro Moros es la máxima expresión del Golpe de Estado continuado y una deleznable intención de disolver la República.

SEGUNDO: Exigir al Poder Electoral, al Tribunal Supremo de Justicia, al Poder Ciudadano y a todos los órganos del Poder Público que respeten la soberanía popular y que se abstengan de avalar la iniciativa fraudulenta de Nicolás Maduro Moros de convocar una Asamblea Constituyente sin una consulta al electorado que tenga como cauce de instrumentación el voto directo, universal y secreto de los venezolanos a través de un referéndum.

TERCERO: Expresar el compromiso de este cuerpo parlamentario con la defensa de la Constitución y el restablecimiento de su efectiva vigencia, ante las decisiones del Ejecutivo Nacional de derogarla por mecanismos distintos a los previstos en ella. En este sentido, convocamos a todos los venezolanos a que nos apeguemos al artículo 333 de la Constitución como mecanismo de defensa del orden constitucional.

CUARTO: Reiterar ante el pueblo de Venezuela y ante la comunidad internacional que nuestras exigencias para la solución de la crisis son las contenidas en el “Manifiesto de la Asamblea Nacional como vocera del pueblo soberano para lograr restituir la democracia”, aprobado en sesión especial realizada el pasado día jueves 27 de abril de 2017, entre ellas la fijación del cronograma electoral para la celebración de elecciones libres, sin presos políticos ni inhabilitados.

QUINTO: Instar a la Fuerza Armada Nacional, en todos sus componentes y estructuras, para que observen el artículo 333 de la Constitución y respeten de manera fiel el marco jurídico-institucional establecido en el Texto Fundamental, no atendiendo órdenes superiores que lesionen derechos humanos y menoscaben los principios fundamentales de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

SEXTO: Dar publicidad al presente Acuerdo mediante su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela y a través de los medios de difusión de la Asamblea Nacional.

Dado, firmado y sellado en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en Caracas, a los 2 días del mes de mayo del dos mil diecisiete. Años 207° de la Independencia y 158° de la Federación.

Comments

comments