Caracas – 5:37 pm-. El Gobierno de Nicolás Maduro se ha convertido en “la segunda dictadura moderna de América Latina, debido a sus características no convencionales”, luego de la del expresidente peruano, Alberto Fujimori, quien actualmente se encuentra tras las rejas por delitos de lesa humanidad, aseguró a Caraota Digital Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, organización no gubernamental.

“La última dictadura convencional en Venezuela fue la de Marcos Pérez Jiménez, pues llegó al poder luego de que la fuerza militar diera un golpe de Estado”, apuntó Uzcátegui en declaraciones exclusivas a este medio.

A diferencia de las anteriores “las dictaduras modernas hacen uso de los mecanismos democráticos para acabar la propia democracia”, refirió Uzcátegui, agregando que justamente para enfrentar situaciones de ese tipo y debido a la falta de actuación regional frente a estos hechos, se promovió y aprobó la Carta Democrática Interamericana de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Entre los elementos similares que tienen Fujimori y Maduro, Uzcátegui identificó el control de los poderes Judicial y Legislativo, el acorralamiento de la libertad de expresión y la criminalización de la disidencia y de las organizaciones de los derechos humanos. “La respuesta de la sociedad civil en el caso peruano fue resistir en las calles, así como ha venido haciendo la venezolana, puesto que una de las características de las dictaduras modernas es que permite la expresión en espacios reducidos”, agregó el analista.

¿Qué acabó con el Gobierno de Fujimori y qué podría acabar con el de Maduro?

La presión social que se mantuvo en las calles ocasionó que el Gobierno de Fujimori se debilitara, incluso desde su propia estructura. El apoyo internacional también fue clave, debido a que el constante atropello de los derechos humanos ocasionó que muchos países cesaran de apoyar sus acciones, refirió Uzcátegui.

Fujimori decidió renunciar al cargo y posteriormente fue enjuiciado por delitos de lesa humanidad. Esto podría ocurrirle al mandatario venezolano por implementar el Plan Zamora, por la participación de civiles armados y por los asesinados en contexto de protestas, por su responsabilidad política, afirmó Uzcátegui. Agregó que el Gobierno solo ha podido desarrollar la política represiva pues no puede promover otras alternativas para solventar la crisis

Pese a que los escenarios son inciertos, Uzcátegui vaticinó que el chavismo podría propiciar la renuncia de Maduro para mantenerse como una opción política. En este caso, el retorno de la democracia a Venezuela sería el resultado final. Posteriormente se podría pedir un juicio al actual mandatario por su responsabilidad en delitos que no prescriben a nivel internacional.

Caraota Digital