Táchira – 3:42 pm-. El concejal del municipio San Cristóbal, Jesús Salcedo condenó las declaraciones del gobernador José Gregorio Vielma Mora, quien señaló a los sacerdotes de estar detrás de parcialidades políticas durante los últimos eventos en el estado.

Vemos como el gobernador Vielma Mora, sin ninguna clase de vergüenza ni respeto por los católicos tachirenses sale y habla mal de nuestros sacerdotes, hombres que cumplen con el sagrado deber de llevar la palabra de Dios y palabras de esperanza y aliento a todo los feligreses y todo esto porque agarró un berrinche cuando vio a los curas cargando el féretro del joven asesinado en Santa Ana, tachirense asesinado por cierto de un balazo presuntamente proveniente de grupos armados que actúan bajo la indiferencia o complacencia de quienes gobiernan”.

Salcedo destacó que “curiosamente” el gobernador Vielma Mora señaló solo como incitador de la violencia al padre Domingo Pernía párroco del municipio Córdoba, pero no mencionó al Obispo diocesano Monseñor Mario Moronta ni al padre rector de la Católica, pues ellos igualmente cargaron bajo sus hombros el peso del féretro del joven asesinado en Santa Ana.

“Hoy no estoy como político, ni como concejal, ni como dirigente de Proyecto Venezuela. Este llamado lo hago como Jesús Leonardo Salcedo, hombre forjado bajo la fe de la iglesia católica, formado en el seminario y que fue incluso monaguillo de ese sacerdote, Domingo Pernía que hoy con la mayor grosería y sin pudor el gobernador ataca”, dijo.

En opinión del edil capitalino el jefe del ejecutivo regional debe “recoger sus palabras, retractarse de las ofensas proferidas contra los representantes de la iglesia en Táchira y después de esto, lavarse la boca y la cara con creolina como decimos en nuestra tierra, para ver si así se le limpia un poquito el alma”.

Por otra parte aprovechó igualmente para referirse a las acusaciones hechas por Vielma Mora contra el sacerdote de la Grita el padre Nepomuceno, “tierra donde por cierto usted mismo pasó cuando apenas era un adolescente y que sencillamente pasó sin pena ni gloria, porque no llevas en tu ser el sentimiento de la tierra productora, del pueblo noble y del gran amor de nuestro Santo Cristo de la Grita”.

Nota de Prensa

Comments

comments