El sábado fueron presentados ante el tribunal 11 de control militar del circuito judicial en el estado Táchira los jóvenes Pablo Antonio Parada Díaz y Daniel Moisés Beltrán Navarro por parte de la Fiscalía 35 militar de la entidad por varios delitos militares, cuando en la práctica nada de eso ha ocurrido, indicó el parlamentario nacional tachirenses Franklin Duarte.

Informó Duarte que: “a estos muchachos les están imputando los delitos de actuación contra la seguridad de las fuerzas armadas en grado de frustración, espionaje, instigación a la rebelión, sustracción de efectos pertenecientes a la Fuerza Armada, cuando estamos hablando de jóvenes estudiantes cuyo mayor delito es querer un país que les permita crecer como individuos y como profesionales sin someterse a caprichos de una parcialidad política, sino donde su capacidad sea el norte de sus aspiraciones”.

Recordó Franklin Duarte que estos muchachos fueron detenidos el pasado jueves 23 de junio en la población de Táriba, municipio Cárdenas, “justo después de haber terminado el trancón que fue llamado a nivel nacional por la Mesa de la Unidad Democrática al mediodía. Ellos iban como pasajeros a bordo de un taxi cuando fueron objeto de una persecución por parte de una camioneta Tacoma sin identificar, con sujetos armados y los rostros cubiertos, quienes los secuestraron, por cuanto nada se sabía de ellos, hasta la mañana del sábado cuando una nueva protesta llegó al cuartel Bolívar y el caso se le planteó al general que amablemente atendió la delegación, al igual que a los medios de comunicación, y a través de las redes sociales, como parte de una campaña que emprendimos todos los diputados nacionales para exigir que aparecieran los jóvenes”.

— Después que hicimos esa presión aparecieron, pero fueron presentados al tribunal militar, los tenían secuestrados, los querían desaparecer, pues estaba claro que esa era la intención ya que no se sabía nada de ellos. Sin embargo no solo los secuestran sino que ahora cometen un nuevo abuso al presentarlos ante el tribunal militar del Táchira, echándole gasolina al fuego, imputando a civiles en delitos militares que por supuesto nunca han cometido, por lo que haremos las denuncias pertinentes y en los próximos días vamos a ejecutar una acciones contra esos tribunales que están actuando de manera delincuencial en favor de la dictadura, solo por complacer a la dictadura de Maduro.

Recordó el parlamentario nacional que tanto los fiscales como los jueces militares que se están prestando para violentar la Constitución de la República y las leyes están sujetos a la justicia penal en un nuevo gobierno. “Que no crean que porque son militares se van a salvar. Debe quedar claro, aunque ellos lo saben muy bien, que todas sus actuaciones tendrán consecuencias, porque no pueden prestarse para condenar inocentes para amparar a un régimen narcoterrorista sin que haya consecuencias en su contra, porque como juzguen serán juzgados”.

Por último dijo Duarte que “lo ocurrido con estas acciones solo demuestran el desespero del régimen ante la pérdida de control sobre el ministerio público, violado nuevamente la constitución al desconocer el principio de juez natural mediante habilitación de jurisdicción militar con el fin de adelantar juicios sumarios con fiscales militares para criminalizar la disidencia, usurpando así la atribución constitucional del Ministerio Público de ordenar y dirigir la investigación. La protesta por el malestar que existe en el pueblo no va a cesar, y estas acciones, solo generan mayor malestar de un pueblo decidido a cambiar este nefasto régimen”.

Nota de Prensa

Comments

comments