Foto: Carlos Chacón.

Táchira-. Niños, adolescentes, adultos y ancianos que han decidido cruzar la frontera hacia Colombia, huyendo de la grave crisis política, económica y social que se registra en Venezuela, deben dormir en las plazas de Cúcuta, departamento del Norte de Santander, debido a que no cuentan con un lugar digno para pasar la noche, menos para poder alimentarse tres veces al día, así lo denunció el concejal del municipio Bolívar del estado Táchira, Carlos Chacón.

“Hemos visto como duermen en las plazas, improvisan camas con cartones, ahí duermen hasta personas enfermas. En Cúcuta se está viendo que alquilan habitaciones en ocho mil pesos diarios, habitaciones que deben compartir con otras personas, incluyendo el baño y eso es prácticamente inhumano, teniendo en cuenta que una habitación digna en un hotel puede costar entre 50 y 150 mil pesos”, dijo el edil.

El también dirigente regional de Primero justicia, señaló que además de que todas estas personas llegan si haber probado bocado, llegan sin útiles personales, sin hidratación y con el cansancio que acarrea llegar a otro país a probar suerte.

“Los transportistas de los buses  de las rutas internacionales nos dicen que muchas de estas personas preguntan para dónde hay pasaje porque no tienen un destino fijo, solo quieren salir del país, para dónde consiguen boleto para allá se van, con un futuro incierto. Incluso, los directivos de centros de atención médica nos comentan que a diario, deben acudir a la Defensoría del Pueblo, para que retiren a los pacientes venezolanos que llegan con cualquier patología porque no se quieren salir de los centros de salud ya que allí tienen cama y comida y son tratados bien. No quieren salirse porque temen lo que pueden encontrarse fuera”, dijo.

Venezolanos en Cúcuta ofrecen ayuda humanitaria

Muchos empresarios venezolanos que se han erradicado en el departamento Norte de Santander, ofrecen ayuda a los conciudadanos que están pasando por estos momentos difíciles, el grupo de “venezolanos en Cúcuta”, están muy bien organizados, reciben y coordinan ayudas que van desde alimentos hasta útiles de aseo personal que a diario son repartidos en los sitios donde pernoctan cientos de personas, las ayudas que recibe esta organización son ofrecidas desde dueños de empresas colombianas hasta ciudadanos comunes.

El Obispo de Cúcuta, a través de los grupos que conforman la Iglesia Católica, también se ha organizado en la zona histórica de Villa del Rosario, “comenzaron haciendo 400 almuerzos diarios y hoy reparten más de mil”, señaló Carlos Chacón.

Continúa el éxodo masivo

También informó que cada día son más los venezolanos que sellan sus pasaportes en San Antonio del  Táchira y cruzan la frontera, “es un éxodo exagerado y puede aumentar a medida que la situación económica arrecie más”, finalizó.

Nota de Prensa