EE.UU-. Las sanciones económicas que Estados Unidos podría anunciar en los próximos días parecen ser la última gran esperanza de los venezolanos de ver un cambio político en el oprimido país sudamericano, después que el gobernante Nicolás Maduro lograra enfriar las manifestaciones y su régimen iniciara la acelerada transición hacia una dictadura socialista, dijeron analistas.

Las medidas podrían ser anunciadas esta misma semana e incluso coincidir con un encuentro previsto para este miércoles del vicepresidente estadounidense Mike Pence con integrantes de la comunidad venezolana en Miami.

Personas cercanas al proceso dijeron a el Nuevo Herald que las medidas contempladas incluyen más sanciones individuales contra altos funcionarios del chavismo, la prohibición de importar crudo pesado venezolano y de vender crudo ligero y combustibles estadounidenses a Caracas, así como la aplicación de un cerco financiero a Venezuela.

Las fuentes dijeron que Estados Unidos probablemente continuará con la ejecución de una estrategia incrementalista, donde las medidas más severas sean las últimas en aplicarse, que pudieran ejercer un impacto devastador sobre el sector petrolero venezolano, que genera el 95 por ciento de las divisas que ingresan al país.

Con información de El Nuevo Herald