Iván Luengas, director general de la alcaldía del municipio San Cristóbal

Táchira-. Este martes la alcaldía de San Cristóbal volvió a retomar los servicios de recolección de los desechos sólidos en la ciudad, luego que el vertedero de San Josecito fuera cerrado como medida de presión por la alcaldía de Tórbes, lo que generó una gran  acumulación de basura en las diferentes calles de la ciudad de San Cristóbal.

Así lo anunció el director general de la alcaldía de San Cristóbal, Iván Luengas, quien aprovechó la oportunidad de solicitarle a los vecinos de las diferentes comunidades que saquen el aseo los días que le corresponde para evitar algún tipo de contaminación en las calles de la ciudad, y así lograr que gradualmente los camiones compactadores del aseo urbano regulen el servicio.

Luengas, explicó que la suspensión del servicio de recolección de basura en la ciudad, fue en consecuencia a que la administración municipal de Torbes levantó un instrumento jurídico, cuyo objetivo se centra en que los municipios que pertenecen a la Mancomunidad Metropolitana del Táchira – Mandesta- cancelen el proceso de disposición final de los desechos sólidos, el cual se efectúa en el vertedero ubicado en esa jurisdicción, y hasta tanto todos los municipios que lo conforman no procedieran a firmar el  contrato, la administración del municipio Torbes, decidió mantener cerrado el vertedero de San Josecito.

Expuso el economista Iván Luengas que el servicio de disposición final de los desechos sólidos es adicional al servicio público de recolección de la basura en la ciudad, aclarando que  una cosa es la recolección y otra la disposición,  puesto que esos trabajos en la disposición final, requieren de una atención y mantenimiento permanente con maquinarias  y personal, por tal razón, la alcaldía de Tórbes tomó esa decisión, debido a que requieren para su trabajo cotidiano de esos recursos económicos.

“Son más de 120 toneladas diarias de basura que son dispuestas en el vertedero de  San Josecito, provenientes de todos los municipio de la mancomunidad; esos desechos deben ser  acondicionados, apilados  y distribuidos con maquinaria especial, -señaló Luengas- lo que significa un trabajo arduo  y un costo insostenible solo para que lo cubra el municipio Torbes, por ese motivo es que se está canalizando que el servicio del vertedero también tenga una tarifa que sea pagada por los ciudadanos”.

Estos recursos serán utilizados para mantener al día al vertedero del municipio Tórbes, y de esta manera se aliviará la carga de los trabajos en la disposición final de los desechos, y a la par de ello,  todos los municipios que depositan los desechos en ese vertedero, evitarán  los problemas que generan a la colectividad en general, el cierre intempestivo del mismo.

Escuche a Iván Luengas