José Antonio Meade junto al Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: H. Romero.

México-. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, perfiló este lunes al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a sucederle en las elecciones presidenciales del próximo año.

“Le deseo el mayor de los éxitos en el proyecto que ha decidido emprender”, dijo el presidente tras aceptar la renuncia de Meade, unas palabras que se interpretaron como el esperado destape del aspirante del PRI. Poco después, el hasta ahora responsable de Hacienda confirmó que luchará por ser el candidato del partido gobernante a la presidencia.

“José Antonio Meade ha demostrado ser un hombre de bien y con un profundo amor a México. Muchas gracias, Pepe y mucho éxito”. Las palabras con las que Peña Nieto aceptaba la renuncia del secretario de Hacienda a primera hora del lunes distaban mucho de ser un adiós.

Salvo sorpresa de última hora, suponen la designación de Meade como su aspirante favorito para aspirar a sucederle. Al no ser militante del PRI, el hasta ahora responsable de Hacienda tenía hasta este jueves para formalizar la candidatura. El resto de miembros del partido que quieran contender pueden presentar sus credenciales antes del próximo lunes.

Con información de El País