Gordon Hayward con el cuerpo médico. Foto: Reuters

EEUU-. Transcurría apenas el primer cuarto en su estreno oficial con la icónica camiseta de los Boston Celtic cuando ocurrió la acción que enmudeció a todos los espectadores en las gradas y perturbó a los jugadores en la cancha.

En un lance del partido contra los Cleveland Cavaliers, el alero de 2,03 metros Gordon Hayward perdió el balance cuando saltó a buscar un balón divido con LeBron James y cayó con todo su peso de más de 100 kilogramos sobre su tobillo izquierdo.

Sus gritos estremecedores y la imagen de su pie completamente doblado expuso la gravedad de la fractura que sufrió.

El jugador de 27 años llegó a Boston en julio en un acuerdo por US$128 millones para formar uno de los tridentes más temidos de la NBA junto a Kyrie Irving y el dominicano Al Horford.

El entrenador de los Celtic, Brad Stevens, lamentó la lesión que mantendrá a Hayward alejado la mayor parte de la temporada que acaba de comenzar.

Con información de BBC Mundo