Nicolás Maduro en cadena nacional este jueves. Foto: EFE.

Caracas-. El régimen de Nicolás Maduro pagará a partir del viernes un bono emitido por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por 1.121 millones de dólares, pero después de cumplir con este compromiso ha dejado claro que pretende refinanciar toda la deuda externa.

Al ordenarle al vicepresidente Tarek El Aissami que negocie con los tenedores de bonos, el jefe del Estado ha dado a entender que no está en capacidad de cumplir con los siguientes vencimientos.

Maduro anunció esta decisión en una alocución transmitida en televisión y la radio del país, y calificó el proceso como una lucha “contra el bloqueo y la persecución extranjera que sufre Venezuela”.

Dijo que necesita “reformatear los pagos de este año” para cubrir las necesidades del país, que se ha quedado con poco dinero en efectivo para cancelar importaciones en el afán de pagar puntualmente a todos sus acreedores.

Con información de El País